Signos tempranos y síntomas del Alzheimer

¿Qué es el deterioro cognitivo leve?

El deterioro cognitivo leve (Mild cognitive impairment, MCI) es una afección que causa problemas de memoria y también puede afectar el juicio, el movimiento y el olfato. El MCI conduce a la enfermedad de Alzheimer en aproximadamente el 80% de los casos.1

Si nota signos de MCI que lo afectan a usted o a un ser querido, hable con un médico para obtener un diagnóstico formal y acceder a recursos adecuados para sus necesidades.

Puede adoptar medidas

Estos pasos pueden ayudarle a usted o a un ser querido a reconocer y responder al MCI:

Conozca los síntomas del MCI.

Los olvidos o los fallos ocasionales en la memoria son una parte normal del envejecimiento, pero el MCI puede causar fallos de memoria inusualmente frecuentes o pronunciados, como olvidar citas o acontecimientos recientes, perder objetos y tener dificultad para recordar palabras. El MCI también puede causar problemas con las decisiones y el juicio, la percepción visual y el sentido del olfato.

Si eso le ocurre, hable con un médico.

Su médico puede utilizar pruebas de pensamiento, memoria y lenguaje para averiguar si sus problemas de memoria son causados por el MCI. Puede incluso ser útil consultar a un especialista, como un neurólogo, que pueda estar más familiarizado con la evaluación del MCI que un médico de atención primaria. También puede ayudarle a hacer un plan para introducir más conductas de salud cerebral en su vida diaria.

Si le está pasando a un ser querido, hable con él.

Hablar de problemas de memoria con un miembro de la familia puede parecer difícil, pero podría ser muy importante para su salud cerebral. Para empezar, elija un momento y lugar cómodos para la conversación, describa los cambios que ha notado y hable de consultar a un médico. Podemos proporcionar recursos para ayudarle a prepararse para la conversación.

Realice un seguimiento y esté atento a los cambios.

Después de que usted o su ser querido hayan hablado con su médico, asegúrese de programar una cita de seguimiento para 6 meses o 1 año después. Luego, siga prestando atención para detectar problemas de memoria adicionales u otros cambios. Si los problemas de memoria empeoran, o si nota cambios en el comportamiento o las actividades cotidianas, plantéele el problema a su médico.

Tome medidas para la salud cerebral.

Las personas con MCI, como todos los adultos de edad avanzada, pueden hacer cambios diarios para fortalecer su salud cerebral. Considere cómo usted y su familia pueden aprovechar una dieta saludable, ejercicio físico, buen sueño, compromiso social y control de enfermedades crónicas, como la hipertensión y la diabetes.

Conozca los síntomas del MCI.

Los olvidos o los fallos ocasionales en la memoria son una parte normal del envejecimiento, pero el MCI puede causar fallos de memoria inusualmente frecuentes o pronunciados, como olvidar citas o acontecimientos recientes, perder objetos y tener dificultad para recordar palabras. El MCI también puede causar problemas con las decisiones y el juicio, la percepción visual y el sentido del olfato.

Si eso le ocurre, hable con un médico.

Su médico puede utilizar pruebas de pensamiento, memoria y lenguaje para averiguar si sus problemas de memoria son causados por el MCI. Puede incluso ser útil consultar a un especialista, como un neurólogo, que pueda estar más familiarizado con la evaluación del MCI que un médico de atención primaria. También puede ayudarle a hacer un plan para introducir más conductas de salud cerebral en su vida diaria.

Si le está pasando a un ser querido, hable con él.

Hablar de problemas de memoria con un miembro de la familia puede parecer difícil, pero podría ser muy importante para su salud cerebral. Para empezar, elija un momento y lugar cómodos para la conversación, describa los cambios que ha notado y hable de consultar a un médico. Podemos proporcionar recursos para ayudarle a prepararse para la conversación.

Realice un seguimiento y esté atento a los cambios.

Después de que usted o su ser querido hayan hablado con su médico, asegúrese de programar una cita de seguimiento para 6 meses o 1 año después. Luego, siga prestando atención para detectar problemas de memoria adicionales u otros cambios. Si los problemas de memoria empeoran, o si nota cambios en el comportamiento o las actividades cotidianas, plantéele el problema a su médico.

Tome medidas para la salud cerebral.

Las personas con MCI, como todos los adultos de edad avanzada, pueden hacer cambios diarios para fortalecer su salud cerebral. Considere cómo usted y su familia pueden aprovechar una dieta saludable, ejercicio físico, buen sueño, compromiso social y control de enfermedades crónicas, como la hipertensión y la diabetes.