Vivir con la enfermedad de Alzheimer

Destruir el estigma

Hay muchas ideas erróneas sobre el diagnóstico de Alzheimer. No significa que las personas deban evitarlo o tratarlo de forma diferente. Puede que algunas ni siquiera lo hagan de forma intencionada, pero, si usted se enfrenta a un lenguaje negativo, creencias, bromas o evitación, puede convertirlo en una oportunidad para eliminar mitos y formar a otras personas.

Puede adoptar medidas

Si usted o un ser querido tiene la enfermedad de Alzheimer, al compartir su experiencia con la enfermedad de Alzheimer puede ayudar a reducir el estigma a su alrededor:1,2,3,4

Hable abiertamente sobre su diagnóstico.

Las personas están más abiertas a cambiar su punto de vista cuando tienen una experiencia personal directa. Por eso, hablar sobre el diagnóstico de Alzheimer con las personas en que confía puede ayudar a enfrentar suposiciones y aumentar la concienciación. Puede incluso hacerles pensar en su propia salud cerebral y la de su familia.

Eduque e informe.

Si habla sobre la enfermedad de Alzheimer de forma abierta y de manera más realista, ayudará a las personas a ver que no es necesario tener miedo o evitarlo. Compartir los datos sobre la enfermedad y cómo lo ha afectado a usted o a un ser querido ayudará a cambiar las creencias o suposiciones falsas que puedan tener.

Manténgase positivo.

Las personas a veces pueden confundir las dificultades del diagnóstico de Alzheimer con ausencia de calidad de vida. Desafíe estos mitos. Comparta sus experiencias y hable sobre sus pasatiempos, grupos, interacciones u otras actividades que usted o un ser querido aún pueden disfrutar.

No lo tome como algo personal.

Cualquier estigma que se encuentre sobre el diagnóstico de Alzheimer es sobre la enfermedad, no sobre usted. La mayoría de las veces, la negatividad proviene de las creencias falsas o los temores de la otra persona. Intente enseñarles los hechos y muéstreles cómo pueden ser abiertos, sinceros y comprensivos.

Sea paciente.

Las creencias desactualizadas o desinformadas a veces pueden necesitar más de una conversación para sustituirse por ideas informadas y positivas. Puede que tarde un poco antes de que alguien se sienta cómodo alrededor de usted o de su ser querido. Simplemente permanezca abierto, positivo y directo, y no deje que las reacciones negativas lo desanimen.

Hágales saber cómo pueden ayudar.

Compartir su diagnóstico también puede hacer surgir el instinto natural de las personas de ayudar. A quienes le pregunten, hágales saber cómo pueden apoyarlo a usted o a la comunidad de Alzheimer. Si no hay nada que usted necesite, podría sugerir que se ofrezcan como voluntarios o que realicen una donación a una organización de Alzheimer en su zona.

Hable abiertamente sobre su diagnóstico.

Las personas están más abiertas a cambiar su punto de vista cuando tienen una experiencia personal directa. Por eso, hablar sobre el diagnóstico de Alzheimer con las personas en que confía puede ayudar a enfrentar suposiciones y aumentar la concienciación. Puede incluso hacerles pensar en su propia salud cerebral y la de su familia.

Eduque e informe.

Si habla sobre la enfermedad de Alzheimer de forma abierta y de manera más realista, ayudará a las personas a ver que no es necesario tener miedo o evitarlo. Compartir los datos sobre la enfermedad y cómo lo ha afectado a usted o a un ser querido ayudará a cambiar las creencias o suposiciones falsas que puedan tener.

Manténgase positivo.

Las personas a veces pueden confundir las dificultades del diagnóstico de Alzheimer con ausencia de calidad de vida. Desafíe estos mitos. Comparta sus experiencias y hable sobre sus pasatiempos, grupos, interacciones u otras actividades que usted o un ser querido aún pueden disfrutar.

No lo tome como algo personal.

Cualquier estigma que se encuentre sobre el diagnóstico de Alzheimer es sobre la enfermedad, no sobre usted. La mayoría de las veces, la negatividad proviene de las creencias falsas o los temores de la otra persona. Intente enseñarles los hechos y muéstreles cómo pueden ser abiertos, sinceros y comprensivos.

Sea paciente.

Las creencias desactualizadas o desinformadas a veces pueden necesitar más de una conversación para sustituirse por ideas informadas y positivas. Puede que tarde un poco antes de que alguien se sienta cómodo alrededor de usted o de su ser querido. Simplemente permanezca abierto, positivo y directo, y no deje que las reacciones negativas lo desanimen.

Hágales saber cómo pueden ayudar.

Compartir su diagnóstico también puede hacer surgir el instinto natural de las personas de ayudar. A quienes le pregunten, hágales saber cómo pueden apoyarlo a usted o a la comunidad de Alzheimer. Si no hay nada que usted necesite, podría sugerir que se ofrezcan como voluntarios o que realicen una donación a una organización de Alzheimer en su zona.