Vivir con la enfermedad de Alzheimer

Estadios de la enfermedad de Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad progresiva que tiene varios estadios distintos. Abarca desde estadios tempranos, que pueden mostrar solo síntomas leves o incluso ningún síntoma, a estadios más avanzados que son más graves. La rapidez con que avanzan estos estadios y qué síntomas se presentan pueden variar de una persona a otra. Reconocer y comprender los síntomas de cada estadio puede ayudarle a atravesar los cambios a medida que ocurran.

Puede adoptar medidas

Aprender a identificar estos estadios diferentes de la enfermedad de Alzheimer con anticipación puede darle el tiempo y el conocimiento necesarios para tomar decisiones meditadas sobre sus planes futuros:1,2,3

Deterioro cognitivo leve.

El deterioro cognitivo leve (Mild Cognitive Impairment, MCI) es una afección que generalmente causa problemas en la memoria, como olvido de citas o eventos recientes, pérdida de objetos y dificultad para recordar palabras, pero también puede afectar al juicio, al movimiento y al olfato. Las personas con MCI experimentarán estos problemas con mayor frecuencia de lo que es normal para las personas de su edad. El MCI conduce a la enfermedad de Alzheimer en aproximadamente el 80% de los casos.1

Estadio leve.

En este estadio del Alzheimer, las personas experimentarán síntomas que afectan la vida diaria. Todavía podrán realizar la mayoría de actividades sin demasiada ayuda, pero pueden ser propensas a repetir las mismas preguntas. Puede ser que les tome más tiempo hacer cosas que saben, como cocinar, comprar o pagar facturas. No es infrecuente que las personas en esta etapa tengan dificultades para el aprendizaje de nueva información, hacer planes, resolver problemas o tomar decisiones.

Estadio moderado.

A medida que progresa la enfermedad, las personas con Alzheimer comenzarán a necesitar más ayuda con las actividades diarias y podrían confundirse sobre el lugar en que están, qué día o año es, y podrían tener problemas para reconocer a sus amigos o familiares. También pueden enojarse, frustrarse, estar tristes, suspicaces o molestarse fácilmente. En este estadio, las personas con Alzheimer pueden ser propensas a deambular y tener problemas para dormir. Con el tiempo, es posible que necesiten ayuda para vestirse, bañarse e ir al baño.

Estadio grave.

En el estadio grave, las personas necesitarán ayuda para todas las actividades de la vida cotidiana. Es posible que no sean conscientes de dónde están o con quién están. Es frecuente tener problemas para caminar, comer, ir al baño o sentarse por sí mismos.

Estadio muy grave.

Las personas en el estadio muy grave del Alzheimer requieren atención continua. Pueden tener problemas para hablar, tragar y utilizar el inodoro. Esto puede provocar otras afecciones, como infecciones cutáneas, deshidratación o neumonía, y en última instancia, pueden necesitar cuidados paliativos.

Deterioro cognitivo leve.

El deterioro cognitivo leve (Mild Cognitive Impairment, MCI) es una afección que generalmente causa problemas en la memoria, como olvido de citas o eventos recientes, pérdida de objetos y dificultad para recordar palabras, pero también puede afectar al juicio, al movimiento y al olfato. Las personas con MCI experimentarán estos problemas con mayor frecuencia de lo que es normal para las personas de su edad. El MCI conduce a la enfermedad de Alzheimer en aproximadamente el 80% de los casos.1

Estadio leve.

En este estadio del Alzheimer, las personas experimentarán síntomas que afectan la vida diaria. Todavía podrán realizar la mayoría de actividades sin demasiada ayuda, pero pueden ser propensas a repetir las mismas preguntas. Puede ser que les tome más tiempo hacer cosas que saben, como cocinar, comprar o pagar facturas. No es infrecuente que las personas en esta etapa tengan dificultades para el aprendizaje de nueva información, hacer planes, resolver problemas o tomar decisiones.

Estadio moderado.

A medida que progresa la enfermedad, las personas con Alzheimer comenzarán a necesitar más ayuda con las actividades diarias y podrían confundirse sobre el lugar en que están, qué día o año es, y podrían tener problemas para reconocer a sus amigos o familiares. También pueden enojarse, frustrarse, estar tristes, suspicaces o molestarse fácilmente. En este estadio, las personas con Alzheimer pueden ser propensas a deambular y tener problemas para dormir. Con el tiempo, es posible que necesiten ayuda para vestirse, bañarse e ir al baño.

Estadio grave.

En el estadio grave, las personas necesitarán ayuda para todas las actividades de la vida cotidiana. Es posible que no sean conscientes de dónde están o con quién están. Es frecuente tener problemas para caminar, comer, ir al baño o sentarse por sí mismos.

Estadio muy grave.

Las personas en el estadio muy grave del Alzheimer requieren atención continua. Pueden tener problemas para hablar, tragar y utilizar el inodoro. Esto puede provocar otras afecciones, como infecciones cutáneas, deshidratación o neumonía, y en última instancia, pueden necesitar cuidados paliativos.